miércoles, mayo 23, 2007

i know you, darling




yo creo fervientemente que el diablo es mujer y se pone medias corridas, como cualquier hijo de vecino - que va al cine, toma fernet y solo usa los cuernos para disimular.

jueves, mayo 10, 2007

childhood (mi infancia)

carta a un lector desconocido.


caleteando, caleteando
va resbalando,
la inocencia que dejaste en el fondo del vaso el día aquel que todavía no llovía. yo sorbía tu indiferencia. golpe a golpe. iba buscando la densidad al hablar, para no callarme tus injurias, tu malestar y las merecidas lunas en capricornio que nunca me predijiste. sabías que sos un mal predicador ?
sabías que aún hoy no me espantan las milanases hiper-cocidas que no nunca supiste hacer (aunque quisieras que así fuera). en cambio sí me encantaba que te babearas con Silvina Luna y que te comieras los restos de la cena.
jugar con tus oídos y hacer que no entiendas lo que digo me divertía, sobrenaturalemente.
correr sin sigilo. que no me escuches. aplaudir fuerte (cuando mirabas el noticioso). sin prisa y sin pausa. sin miedo a que después me llores.
igualito a los amigos que te hiciste en la playa aquel verano, sabés, hoy son mis hijos. ese día la arena se volvió harina y te cociné un lemon pie -te acordás- con gusto a aguas vivas.
porque cuando el mar te envuelve y envuelve.
ese día entonces, no dije nada. en cambio vos te tomaste el vasito de agua que te ofrecí de tan buena gana y fuimos al parque a jugar. al doctor. y justo fui la enfermera, porque sin que te dieras cuenta me tomé un poquito de tu inocencia. del fondo del vaso.