martes, junio 29, 2010

[no haré observaciones]



insoportable. harta

esto del facebook me tiene harta.


pornografía, chusmerío y ostentación.
una publicidad barata de sueños y deseos que hace un tiempo atrás eran naturales; y no una publicidad personal de "esta es mi vida y ves ? soy copado" porque no, la hilacha tarde o temprano se te engancha en el enrejado más a mano y después, esa cara de pelotuda la vieron 5543873687 personas que creen que su vida es menos desgraciada por reirse de vos.

empacando

cada lugar, volver a pisarlo tiene la significación del momento a vivir. lo que para mi tuvo sentido lo tendrá en el lugar que lo tuvo casi con la promesa de volver a vivirlo.
encontrarme ajena en el lugar más ameno.
vivir a contratiempo, abajo de la corchea más panzona.
redituarme y reencontrarme.


yo soy solamente el libro que todavía no escribí.

lunes, junio 28, 2010

and again.

a veces está bueno "tener permiso", aunque sea una vez al mes, para quejarse mucho.


día menstrual 1
lunes

levantada de la cama a las ocho y media de la mañana con razón de mal llamado dolor de ovarios (en realidad es dolor de útero- la cual es una palabra bastante cacofónica para el ámbito social por ende el nombre) habiendo dormido poco y habiendo dormido cuatro horas del sábado al domingo, también.

dolor de "ovarios" terrible, ay qué horror. (me quejo un toque)
mi novio se niega a hacerme un cafecito antes de irse a trabajar ya que podía que llegara tarde pero igual él consideraba de letal importancia emplear su tiempo en ver por enésima vez algún gol cualquiera estúpido y sinsentido del -en cuestión- mundial actual.

(no fue suficiente)


desayuno mirando la ley y el orden.

después veo la lista de "cosas que hacer" del día y; en la cama con mate mirando mails, y blogs, y flyers y que el ensayo este y aquel en fin. cagándome de risa con el cuarteto de nos de fondo. se me tapa la bombilla.

por un lado, toda la tecnología: internet en la cama con mate sin cables para nada. por otro: el teléfono de línea del año 85 exige tener que levantarse para atender. en mi casa sabemos distribuir de manera muy poco práctica la inalambricidad de los artefactos. asi que, no atiendo. curtansé todoooooooooos.
y me quejo mucho mucho, me quejo me quejo mucho porque no me puedo levantar, porque me duelen los ovarios-útero y quejándome quejándome de la inalambricidad , etc etc. me quejo a troche y moche conmigo misma y me quejo me quejo.
y al llegar la noche me encuentro un poco menos aliviada: me quejo.


jueves, junio 24, 2010

how i wish

una sensación:

cómo verificar el momento en que eso que llaman *deseo* se instala definitivamente en el cuerpo para anunciarnos que si, que *te parto al medio nene* una y mil veces en el medio de ésta fiesta y en el medio de la calle también y dejá de mirarme así porque: me muero acá y no puedo seguir, no puedo seguir con la farsa de "todo bien mi laburo y tus cosas? " o "dale, ajajaja" o "vos podés decirme como quieras" también vale un desesperado "hablamos por msn, dale?" lo cual justificaría cualquier inesperado y/o inargumentado saludo cybernético decasualidadunsábadoalasnueveycuartodelanoche.

[le saco la remera negra. una luz apenitas. está oscuro pero no es lo mismo con la remera puesta, por eso. se la saco de a poquito -así es romántico; una mano blanca sobre mi piel tostada, en la espalda. un rasguño sin sangre. en la espalda, apenas cerca, un poquito despiertos. un momento inalcanzable y
la sensación de pensar en todo esto cuando te veo]

mejor cuando no se puede, mejor inalcanzable. imposible- alguien dijo, solo tarda un poco más.

lo miro un segundito entre la gente, antes que me vea que lo estoy mirando. de costadito, y perfilbajo, lo miro y ya sé que ese *deseo* vino a quedarse, nadie sabe cómo llegó pero ya está acá; igual:
te miro con ojos de destino y me muerdo el labio. esperé para verte tanto tiempo y ahora
me voy, después de un rato. sé que me viste y me sonreíste, vos también sabés, por eso me voy a casa. hace frío y hoy, estoy contenta.

lunes, junio 07, 2010

hace un rato descubrí que,


pintarse las uñas con hipo no es tarea sencilla, y que venir a escribirlo inmediatamente en el blog, tampoco.

sid&nancy

yo no se qué me sorprendo, la verdad.
todo se transforma y de repente de todo lo que era no queda nada.
puntualmente, el hombre más excitante que he visto olido tocado en casi toda mi vida (mi amor platónico de los trece, que dejó de ser platónico a los diecisiete, para convertirse en nada de todo eso a los veinte) llegado el caso no tiene pelo ni se parece a vicious, toma más que antes y cuando tuvo que demostrar alla por el año dos mil siete todo lo que *era* resultó que por poco no era nada. no paro de inventar historias, me di cuenta. pero ésta no era inventada y ahora debo creer que sí lo era o aceptar "cómo pueden cambiar las cosas".

él que era símbolo sexual, que no había mujer que no quisiera tenerlo, no había nadie que no se calentara solamente con verlo, todo punkie, todo vicious, todo hermoso. y resulta que,
ahora es sólo carrefour y un terciario que lo devuelva al mundo real.

domingo, junio 06, 2010

(for example)


but I knew exactly where I was
and I knew the meaning of it all
and I knew the distance to the sun
and I knew the echo that is love
and I knew the secrets in your spires
and I knew the emptiness of youth
and I knew the solitude of heart
and I knew the murmurs of the soul

and the world is drawn into your hands
and the world is etched upon your heart
and the world so hard to understand
is the world you can't live without

and I knew the silence of the world

viernes, junio 04, 2010

jueves, junio 03, 2010

family

ayer Alicia en el País de las Maravillas, A través del espejo y La caza de Snark.
gracias má, al fin algo positivo que emerge de tu persona.
como cuando era chiquita y para el día del niño: Las mil y una noches. no me alcanzaban mis ocho años para tantas historias, con esa frescura de nena y la ansiedad de querer leerlo ya, conocer todas las historias, revivirlas en los sueños. pensar cosas lindas y que yo era sherezada, la más inteligente.
ayer, sentada en la cama. bañada y en pijama con mi vasito de limonada en la mesa de luz y esas ganas de chiquita. un libro que venía buscando hace mucho y no encontraba. la ansiedad de querer ya, ya quiero leerlo, ya quiero estar en esa historia increible. no quiero saber nada con el prólogo (como cuando era chiquita), no quiero saber nada del traductor ni quiero ver los dibujos. quiero ya la historia, quiero ya saber.
como cuando era chiquita y la mitología griega. siempre me gustaron las historias. historias complicadas retorcidas, historias de personas, historias de dioses de jesús; como cuando a los doce me leí la biblia para criticar con pleno conocimiento de causa. odio el antiguo testamento, ese yavé me da ganas de asesinar.

una historia más que no es una historia más. no hay historias de más. ninguna está de más. todas son y todas en algún lugar nos reclaman. interminables, no hay ninguna como otra. parecidas pero interminables. no habrá otro romeo ni otra alicia. no habrá otra ana. no habrá otra familia como la mía, ni otras historias que sean contadas para enmudecer a los demás. esa historia interminable se agotó, se agotó y fueron mentiras y fueron tantas que les es casi imposible recordar la verdad.