jueves, agosto 26, 2010

todavía no terminé

she's all right, she's all right


si la pieza está ordenada, todo bien. o sea, un poco de polvo no le hace mal a nadie pero el desorden me pone como loca. sobretodo porque mi habitación se ordena tan rápido que pareciera pecado que esté hecha un quilombo.
en cambio mi vida si: caos total. desde que me peleé con mi antiguo novio mi vida se ha convertido en "hagoloquesemepinta" sin tener que estar pensando en nadanada ni nadienadie, como si me hubiera emancipado, cualquiera ya sé.
además de un tiempo a ésta parte pagar las consecuencias se volvió algo muy natural a pesar de que antes me asustaba sobremanera. y para el dolor de ovarios no sé, a veces me tomo un break de ibuprofeno y disfruto la vida, qué es eso de andar sufriendo.

pero igual,
es hora de poner un poco de orden. no se puede todo el tiempo estar al palo llegar a casa tarde tomarte un vino y olvidarte hasta el otro día a las siete de la mañana. no dá.
asi que ordeno el placard porque las remeras ya eran un desastre y corto pantalones a lo loco porque empieza el calorcito.
a veces hace falta cachetearse y despertarse, y más cuando te empezás a dar cuenta que sin querer desde que dejaste a tu novio empezaste a hacer todas las cosas que te hacen acordar a él léase, comprar ariel liquido, fumar lucky, escuchar superfreak de little miss sunshine, entre otros. y menos mal que me abstuve de amasar pizza: jamás pero jamás me van a salir como a él.

lo que sí, ya separé emocionalmente *esa* banda que me gusta tanto de sus recuerdos, lo cual "tic" para mi vida porque iba a morir si seguía sin escucharla. y para festejar me puse la remera y todo.

ahora pienso en otras cosas y trato de descansar, el dolor de ovarios no me gusta nada así que vino blanco un cubito y fideitos con crema. escuchar el soundtrack tranquila.

y por último,

mensaje urgente para mi subconciente: dont worry,

(reitero) "loquesetepinta" está bien.