domingo, diciembre 26, 2010

ella está en la lista 12V

los delirios del mariscal, crucis.




a veces basta con hacerlo, sin que nadie se entere.
pero lo malo es que otras veces, ni siquiera alcanza.

miércoles, diciembre 22, 2010

caterina,

careta no te puedo ni hablar.

sábado, diciembre 18, 2010

listado insoportable de deberes




- comprar acuarelas
- barrer el patio
- tatuarme un nombre
- escribir una carta
- (que diga toda la verdad)

- mandar a arreglar la pc
- dibujar varias tramas
- ordenar el placard
- lastimarte

ya me di cuenta

por tenerte conmigo me desespero pero si te acercaras, me alejaría.



qué asco me da. reirme por ilusa y aun así no poder encontrar la salida ni la manera más sencilla de escapar; tampoco quiero obligarme, solamente me interesa pensar en las cosas más inverosímiles y sí, también quiero lastimarte.

lo que no quiero es extrañarte nunca más, tampoco quererte: es mentira que me importabas. quizás hasta lo creí pero ya
no quiero que vengas, fue mejor que no estuvieras.

guardate tus malestares porque a mi con el recuerdo de la terraza me sobra. y ojalá hayas sido lo bastante digna de, aunque sea sólo pensar en devolvérmela. o acaso querés quedarte, para la posteridad, también con mis miserias?
te deseo mi "ojalá" porque quiero seguir creyendo que sos más de lo que ahora pienso, te dije: a veces no me gusta tener razón.

hoy quiero zapatear en tu lugar vacío y pensar que en realidad sólo volviste a decirme cómo, porque esa vez sí me merecía un poquito de verdad. ya no quiero explicarte más mi amor, you cant.
no me das nada más.

y no quiero más que me enrosques con tu éter y tu mundito prefabricado de ideas-mentiras totalmente vacías, y todas esas cositas lindas que creés creer: son crueles falacias muy lacanianas para aprender a soñar con que vivir es un poquitito más fácil de lo que se ve por la ventana. por eso, como ese martes me dijiste yo así no puedo querer a nadie, a. hoy te creo.

después de seis años el destino me devolvió la gracia. ni aunque fueras la última mujer, ni la primera; no te elijo. del resto no quiero hablar más. quedate tus miserias, yo prefiero las mías.


porque desde ese sábado al teléfono hasta hoy, te fuiste convirtiendo en lo más indeseable, en una pared imposible de saltar imposible de escalar, una pared imposible de romper, de traspasar, (incapaz de reflexionar); y de un tiempo a ésta parte vengo pensando en que quizás no haya nada al otro lado, te hayas quedado vacía. sin nada qué decir.

viernes, diciembre 17, 2010

sin decir nada,

te vas.




lo estás tirando a la basura? okey, pero avisame entonces; porque todavía no sé si en realidad me interesan todas y cada una de las horas que pasé con vos.

miércoles, diciembre 08, 2010

ohluke



mi otro yo te lo dice en la cara:

viernes, diciembre 03, 2010

(te cobra lo que no podés pagar)



guarda tres o cuatro cosas, no precisa nada más. la destierran la verguenza y el orgullo se despierta donde ya no existe el mar: imposible volver atrás.