jueves, marzo 31, 2011

no tengo un amigo inglés

si digo che me dice vo, si digo me dice ta. tá todo bien, está de más.



yo. said at 1:30 am.: ... ta (no tardes)
él. said at 1:30 am.: te quiero, che.

miércoles, marzo 30, 2011

stand by


ah no bueno, muchas gracias pero hoy tengo ganas de putear, así que no se me haga el simpático señor porque va a terminar mal. cuando estoy de mal humor me enerva hasta la sonrisita más disumulada. hoy vi, digo, tuve el placer de ver a una viejita de ochenta años haciéndole fuckyou a un colectivero porque no se quería arrimar al cordón, o al menos eso parecía. con puteada de por medio y todo, al estilo "tomá-tomá" mientras también hacía el gesto con los antebrazos. imágenes alentadoras en la vida, si las hay.
después de eso cruzármelo, aunque el tarado no me vió, en el medio de rivadavia cuando ni siquiera estaba pensando en él y ahí nomás estaba pavonéandose por plaza flores con ese pelo largo inmundo que le queda tan mal. suerte que estaba horrible, sino seguro hasta me ponía a llorar y todo.
bueno y para terminar, grotesca imagen de yo, en alguna ensoñación de cursada me vi teniendo sexo con el profesor en algún aula muy alta de la facultad y en el pizarrón decía, curva de la demanda y en el escritorio sobre mi parcial, diez.
puaj.

no siempre soy ácida, también soy sensible

ella no sabe si le tiro la onda, o si en realidad la estoy descansando.

ahora sí, esto por drogarme y por llorar por mi ex novio:
cuestión que terminé en las canciones registradas del reproductor tipo, registro general ordenado alfabéticamente según el nombre del disco, súper divertido. por aburrimiento y no saber qué escuchar es como terminé escuchando absolutamente todas las bandas que a los quince eran top five y que obviamente al recibirme de vejestorio dejé de escuchar. tiene su encanto, no lo vamos a negar. ya no queremos escuchar flema pero pero, lo escuchamos. o no? de vez en cuando te mandás un fist fuckin, decí la verdad.
yo hablo de cosas tales como yo te amo pero no la versión de amateur, la otra. o, andate a la otra punta: te clavás matar dragones, me mata-me mata y además con diferencia de, cuánto? veinte años? es verdad que sí o sí la edad te pone careta, no way, no podés escapar. pasaditos los veinte empezás a sospechar que la vida no era lo que te imaginabas y zas! listo. olvidate, empezó lo peor.
más tarde le mandé un jenny, con nekro gritando a todo lo que dá, me cagué de la risa; esa junto con i do fueron parte de la apología adolescente del embarazo no premeditado de los quince, no se por qué. más tarde tiré un desde el infierno. tumach.
no quiero adultear más, quiero escuchar mi obsesion para siempre. es más, pienso hacerlo.

mañas? para escuchar un disco por primera vez:
de principio a fin, en el orden que corresponde, después de atrás para adelante desde el medio; luego con criterio de gusto y preferencia más la canción que sigue si o si, me guste o no. para coger, estilo: evento del día. para dormir: en passé de velopé, tipo boca abajo.

mi bandeja de entrada está llena de cosas que en *algún* momento voy a leer. y por tanto no necesito ver ahora, algunas tienen suerte de sobrevivir al terrible delete en algún arranque de "limpiar" la misma.
igual también me enervo pensando en que si hay algo peor que las minas arrastradas son los chabones insoportables, reptiles pedantes que evidentemente no les importa en absoluto mandarte 4 mensajes seguidos sin obtener respuesta; ni pararte por la calle para decirte que siempre te ve por el barrio, que sos hermosa, que no se animaba a hablarte y que es la primera vez que hace algo así como la estupidez padre de parar una mina por la calle, decirle qué linda que sos por qué no me das tu telefono; pero que no pudieron evitarlo porque sos tan especial. tomátelas.
solamente tengo que encontrar a alguien que aunque sea solo por un puto aspecto o virtud me haga sentir que sí vale la pena alejarme de vos. las mejores cartas de amor que te escribí me las quedé yo, inclusive la última que había dejado para vos, debajo del árbol y el sol del mediodía, el 26 de marzo, en la esquina.

sábado, marzo 26, 2011

nine.

la vi irse sonriendo con lo puesto por la puerta del balcón.


antes de apostar todo lo que me queda voy a decirte cuánto te extrañé y a pesar que me hayas dicho lo que no era cierto ya sé, vos tampoco supiste callar y ahí dejaste de ser verdad para mi.
y aunque me ponga rimel sé que voy a llorar igual.

miércoles, marzo 23, 2011

en vano como no dormir



no, ni ahí. quién dijo que es fácil? yo pensaba que la época en que las de tu edad usan tacos y botas altas de usual calzado nunca-nunca iba a llegar. tampoco pensé jamás que la lista de los ex iba a ser tan larga, ni que me iba a enamorar de tal y tendría que escapar para no terminar peor.

odio cuando me pasa que dudo, por un lado ya sé que de todas maneras me hubiera acordado pero por el otro tuve una sensación de susto cuando el cartelito en el facebook me avisaba que hoy era el cumpleaños. desde el lunes lo vengo pensando y masticando, no olvidarme, que no pase desapercibido el día entre tanto ir y venir, recordarlo un segundo en el colectivo, no importa dónde, el celular siempre a mano ni siquiera es necesario acordarse en una situación específica (sea sincero, a cuántas personas no saludaría en el día de su cumpleaños de no ser por los sms?) pero recordarlo y ya. asi que me agarró una sensación de susto, de esas de ay cierto, suerte que lo vi. que me acordé, cuando lo vi en el facebook, me puse la mano en el pecho y todo, hasta sonrisa posterior. no supuse que, a pesar de que sé que lo hubiera recordado antes de las doce de la noche, lo cual no hubiera sido terrible ni aterrador, pero haberlo llamado inmediatamente después de verlo en el facebook y por miedo a olvidarlo nuevamente me provocó una espesa sensación de culpa o remordimiento. bue, qué se yo, quizás toda esta moralidad no combina con nada hoy día.
por otra parte también odio cuando tengo geniales ideas como ir a ver de sorpresa a mi ex a donde supuestamente trabaja. menos mal que en un momento de iluminación y hablando sola por la calle y todo empecé con la escena: ah no, menos mal que no fuiste lo suficientemente imbécil de cruzar la calle (llegué hasta la esquina) no querida, tampoco para tanto, cualquiera esa de la venganza, ubicate. menos mal que no fuiste lo tan tarada.
en medio de la discusión conmigo misma llegué a mi casa y culpa de las malas pasadas que el inconciente me juega justo cuando estoy tan desprevenida, puse el disco ese de crucis; y cuando sonó la canción que mi ex escuchaba todo el tiempo (y que yo no supe que era de esa banda hasta que lo puse hoy), me acordé de él otra vez y no que me puse a llorar pero cuando ví que la canción se llamaba así, recordé que en su antiguo blog él habia posteado la letra. dije claro, con razón.
después buscándola en internet descubrí que hay un par de versiones poco acabadas de la letra del tema, dos versiones bastante distintas claro está porque se entiende muy poco lo que dice la canción asi que se ve que cada uno saca sus propias conclusiones, suele pasar. ahí me enteré, siguiendo la línea de psicología barata que me gusta emplear, que no por poco especular a él es claro, por qué no le importa la verdad; por eso su tema preferido de crucis tiene una prosa mentirosa ya que es imposible saber qué dice en verdad, porque no se entiende, y sólo te lo podés imaginar.
por mi parte elegí que diga: cuántos somos ya los héroes obligados por la vieja historia de cain y abel. y ya sé, no necesito releer su post: él es obvio que puso cualquier otra cosa, sospecho inclusive que sin saber que habría más de una posibilidad.
cuestión que así las cosas. en mi casa se atiende el teléfono sólo cuando se espera una llamada, así que, fuiste papuso.

después me odié por comprar esa crema depilatoria de mierda y desayunarme con que tiene un olor a muerto asquerosísimo y que también las "precauciones" son tareas irrealizables. nada que ver con la rubia tarada esa pasándose la espátula en medio del comedor toda pulcra y sacándose la cremita así, tan tranquila y qué genialidad, le brilla la tibia en el primer plano. y mucho más me odio cuando cometo imbecilidades tales como comprármela, usarla, para acto seguido encualquierearme y terminar comiéndome al tranza.

martes, marzo 15, 2011

sin título, mandale. me da paja.


salvo por las romanticonas-pelotudas y los grandotes-pelotudos que sucumben a la sensiblería y que, demás esta decir, no califican en este análisis es obvio que, los que lloramos en las películas es porque de alguna manera QUEREMOS llorar, no me vengan.
estás ahí tranquilo tal vez hasta recostado en el sillón y ya sabemos que nos está dando "cosa" y justo viene la parte zarpada y si el actor es bueno, ni hablar de si es Alterio ponele, Alpa o Giannini bueno: a mares. creo que, a propósito llegué hasta a llorar con el monólogo de devil's advocate, ponele.
la cosa es que SABEMOS, o sea, tenemos muy claro que ES OBVIO QUE VAMOS A LLORAR; inmejorables las películas que no, que te sorprenden y de repente en dos o tres escenas ya estás moqueando como un desgraciado. todo lo contrario a mi nombre es sam, que sabés que vas a llorar incluso antes de sentarte a verla; entonces ahí sí, dá llorar. la primera vez que lloré con una película fue con dancer in th dark. después del debut (antes no te lloraba ni en pedo, ni una lágrima, ni ahí; menos si pintaba de golpe bajo, olvidate), después de la primer llorada empecé con todo. de un tiempo a ésta parte lo asumo y lo disfruto; me desahoga. no como con titanic a los ocho años que me quedé toda deprimida casi una semana entera, y todo porque no había podido llorar ni una lágrima en el cine, con lo que me gustaba Leonardo por dios, me enamoré de él ahi mismo, apenas apoyé el culo en la butaca (habíamos llegado tarde, para variar).
pero bueno, cierto es que tampoco puedo ver pelis de terror, mandan las ganas, el clima y sobretodo el humor; porque resulta que me compenetro tanto que al final termino bien cagada, meándome encima sin siquiera atreverme a asomar la nariz por el pasillo pensando dormite dormite dormite anadormite por-favor.
con respecto a otras rarezas una estupidez, ya sé pero en El hombre de la máscara de hierro, de los dos Leos D. obvio, me gusta más el malo.

lunes, marzo 14, 2011

[de hace como diez días]


qué ganas de no verte nunca más

leyendo horas y ya me cansé, me cansé de escribir y me cansé de pensar. saco tin machine pero antes escucho otra vez baby universal; pienso por qué bendita razón, subo el volumen, tenía esa foto en esa carpeta y de esa persona, asumo que sería del año 2008 y también que seguramente se la robé de algún fotolog estúpido. la onda es no acostumbrarse, pero cuando se me pasa el día así de rápido no me dá echarle la culpa a los cinco o seis libros tirados por la terraza en plena operación bronceado. no hace tanto calor además, sospecho que en algunos momentos me sorprendía un no muy leve vaho de ensoñación pero al rato volvía al ataque y si hacía falta retrocedía los renglones o, a veces también, párrafos correspondientes.
y si me tiro en la cama escuchando flema es porque no quiero para nada tener que crecer, no dá escuchame una cosita, es imposible que en algun remoto momento mi persona pueda llegar a ser considerada "adulta", no creo que eso pueda pasar y me rehuso totalmente a intentarlo.
a mi dejame con mis libros, música y un té con leche o una peli capaz, quizás algunos cigarrillos. a veces creo que podría haber sido peor pero a veces también que, se me está haciendo muy dificil. no sé si olvidarme o soñarlo a la noche, agitada y siempre casi a punto de llorar, con una angustia anclada en la sien y en la boca del estómago, a veces no puedo comer porque él no está pero trato de no pensar en eso. todos sabemos que aunque suene cursi "es mejor así", él es un imbécil sobrevalorado demasiado distinto como para entenderlo.

sábado, marzo 12, 2011

san day.

si el primer día de la semana es el domingo, entonces mejor me rasco las bolas todo el sábado, me escabio un fernet me drogo mucho por la noche y al despertar al otro día meta agenda y obligaciones varias. listo. en la semana se sale dos noches: se escabia viernes y sábado de paso un pico si hay presupuesto y si no, un fernandito y a empezar la semana cuando (y como) dios manda.

mirate lo que parecés



she said she missed me, under the gun.
[temas relacionados: texas holdem-póker]

por favor

duerme conmigo.


cómo no voy a mirar si arde como el rastrojo en cuanto me descuido,

rastrojo: m. Residuo de la mies después de segada: después de arrancados, los rastrojos suelen quemarse.


viernes, marzo 04, 2011

qué es eso de buitrear vía internet

lista de cosas que detesto y que, (por alguna extraña razón) estoy haciendo mucho últimamente:

1. tener el celular apagado todo el día porque me irrita bsas y porque anda mal y porque desde que volví no encontraba el cargador.
2. ponerle mucho aceite a las comidas, crudo o cocido, oliva o maíz; cualquiera. dá igual, cantidades.
3. decirle pendejo sin ninguna autoridad para hacerlo, porque me divierte.
4. estar todo el día escuchando black flag a todo volumen
5. y quejarme de que me hace mal a la salud.
6. mirar la nacionalidad de las visitas.
7. romper cosas varias
8. tropezarme con absolutamente todo, esté o no en mi camino.
9. hablar taaaaaaaan mal de mi ex como si eso ayudara. [nota: a tener en cuenta, mal o bien IGUAL estás hablando de él, idiota.]
10. depilady-bajón.
11. decirle que "no" a lo de la colegiala (y si por algún casual-extraña razón-quiéndiría-mirávos leés esto, no quiere decir nada pendejo eh. olvidate.)
12. cambiarle la letra a las canciones
13. dar cátedra sobre el no-amor.
14. darle cátedra, punto.
15. pendejo pendejo pendejo increíble.
16. la puta madre.

ponte [a] un pescador.



(tiene razón) ...que haya ido a pescar una vez y que de casualidad haya sacado un par de camaroncitos no quiere decir que *sea* pescador. dejá de buscar excusas ana, plis.

im going home


stateside; oy vey, baby; tin machine.
deje la teoría y póngase a garchar