lunes, octubre 24, 2011

chapter six



quiero que te enteres, pero no quiero decirte. que lo sepas o te des cuenta, pero no hay caso. que también quieras bueno, cuasi imposible. que te animes por favor, yo sé que alguna vez quisiste, no me digas, yo te juro que si sigue siendo así, no sé, tiro todo a la mierda: me chupa un huevo. quiero guardar la compostura de la invitación y decirte que sin decirte, estoy perdida por vos. que te veo sin mirarte porque si no sé que sí o sí se me iría la mano y el problema es que no sé si vos querés y yo así no sé quererte porque no me importa lo dificil, yo soy así, cuanto más prohibido más me tira la carne más quiero y cuanta menos bola me das más te quiero dar. es así, qué voy a andar tirando poesía, cualquiera. yo sé que es puro deseo, se derrumba todas las veces mi universo pero igual quiero.no sé cuántas fotos tuyas habré visto pero no me importa, vos sabés, no hay nada como el vivo más la promesa de que cuanto más yo me acerque y vos menos te alejes, algún día va a pasar.

martes, octubre 18, 2011


careta, no. no te puedo ni hablar. tus ojos negros, imposibles inalcanzables ni hasta en los mejores sueños, y yo siempre a la espera de algo que me indique alguna cosa para imaginar todo lo que vos quieras, construirte un mundo a medida para tenerte junto a mi inevitable deseo de abarcarte, de que me dejes alguna historia romanticona, que me la regales cualquier tarde pero no para decirte que no, sino para guardarme siempre algo mejor.

stand by, extremoduro


odio la violencia de la gente que se aferra a sus mentiras a costa de cualquiera.

*


sin intervalo ella llora y él grita; por eso ya no sostiene el revólver sino una carta. se la tira a la cara y es el principio nada más.
tomá, le dice, agarrala, tenela en alto y no bajes el brazo. disparame. dispará cobarde, disparame ¡vamos! dale. dispará, no era eso lo que tanto querías? apretá el gatillo ¡ahora! disparame, vamos, sino te mato yo. te juro que si no me disparás ahora te mato yo. silencio.
entonces fue que sonó un disparo pero de todas maneras, fue injusto.

fiebre y decadencia



esta vez te toca a vos decirme que no y yo que no tuve ni la valentía de no llorarte.
se ve que estaba muy ocupada escribiéndote una dedicatoria hermosa en un libro genial en un lugar especial un día de sol y todas esas historias lindas que nos gusta contar.
a mi me gustaria contar que no sos un pelotudo y me gustaría no odiarte porque sé que no tengo razón esta vez.
aunque vos ni siquiera hayas tenido la decencia de darme el último beso. después de tantos otros que me robaste cuando ni siquiera quería, cuando todo era pura confusión, cuando te aprovechabas. si me tengo que echar la culpa seguro que me la echo por algo que no es. me la echo por haberte atosigado, seguro que no da; yo no te atosigué. me la echo por no haberte dicho que te quería. me la echo por haberte intimidado. perdón, yo soy asi, no lo hago adrede. me la echo por ser siempre la misma tarada sensiblera desparramando besos inmerecidos a personas que, no tienen ni la decencia de devolverme el último. soy tan puta y tan cobarde como alguna vez soñaste que fuera. cuando me odiabas. cuando eras feliz garchándote a la más puta de las putas pero cuando igual, no dejabas de pensar en mi. si lo hubieras sabido hubieras hecho qué.
ojalá te hubiera dicho ese día que me gustabas tanto. que el cuento que escribí (por vos) está todo llorado. y no se por qué yo estoy toda espantosa.
porque soy una imbécil marimacho y vos un maricón. o demasiado sincera.
no te voy a olvidar. por lo menos, no tanto. porque siempre vas a ser sólo, el que yo me imaginé.
porque lo prefiero al vacío que dejás cada vez que me insinuás que no, que no hay chance. que me querés pero que no me querés, también.
el once de abril vos tal cosa pero el nueve de abril yo te iba a decir que me encantabas. no lo dije y ya después no te vi más. cargo con vos desde entonces, en la espalda el silencio, tus besos ahogados, el cuento que escribí todo ese tiempo sin verte.
y a mi esos dos días, no me los devolvió nadie.

viernes, octubre 14, 2011

no es peor



rebotás las paredes del cuarto, pero pasa que no estás. que todo lo que fuiste no queda nada, que yo no soy vos y que por más que el tiempo pase no va a sanar. que el sueño de amor y excusas demolieron todo lo que ya no hay, que te veo y que te escribo y que no le echo del todo la culpa al tiempo porque no puedo no pensar; que te extraño a cada paso pero cada vez menos. pasa que no estás.

martes, octubre 04, 2011

si total


no es que descuente culpa reconocerlo

no bueno, mi razonamiento a principio de año efectivamente no funcionó en lo absoluto, ahora ando escribiendo con letra toda apretada que no se lee una mierda, usando resaltadores depresivos para intentar que algo se vuelva legible, haciendo de cuenta que "no es una estúpidez y que por tanto no debo admitir que comprarme una agenda chiquita para no tomar demasiados compromisos que no pueda escribir en ella, fue una manera estúpida aunque elegante de representar la frase esa, la del tiro por la culata. ni hablar cuando se pegan las hojas y escribo todas las tareas en la semana siguiente. ni hablar si una de las cosas a recordar era: tomar pastilla del día después.

lunes, octubre 03, 2011

esta mañana me pregunté muchas cosas

ayúdanos a combatir el correo no deseado!

La mayoría del correo no deseado proviene de programas automáticos, que no pueden resolver puzzles como este. (Lo sentimos, tenemos que pedirte que pruebes que eres una persona).