lunes, enero 30, 2012

que existe entre nosotros dos


qué adicta.
ya no quiero verte nunca más.

a veces no sé, me tomo un vino mientras me pongo a jugar en tetas al guitar hero, con la guitarrita y el ventilador en uno.
con mi novio en boxer que juega también, paso y le toco el culo porque es tan redondito.

a veces creo que la suciedad es algo relativo cuando todo huele tan bien por echarle como en el laverap vivere y agua con un difusor a las cosas de tela. cuando éramos chicos queríamos tanto crecer. ya no sé si quiero algo con tal esmero.

tengo miedo de algún día tener que preguntarme si el pezón no está muy cerca del ombligo. apago un puchito de vino sobre el limón en el vaso que anoche me hice porque tenía ganas de fumar. parado
jas estúpidas si las hay.

prefiero resistir


vos ya no estás en mis sueños. y tengo miedo.

miércoles, enero 25, 2012

"ni hablar de los clandestinos"



dear, lamento decirte que las cosas no son como parecen.

a propósito de tu estupidez de tu parte sólo cobardía y en lo poco que se convirtió tu vida por no animarte a más. punto. y a propósito.
para variar, no hacés más que insistír y yo no quiero hacer más que criticarte. disculpame. pero me das más bronca con tu cortecito nuevo y todas tus ganas metidas en el cajón. vos sos tan fácil y sos tan obvio. punto. eso no se hace pero bueno, el mundo está lleno de imbéciles inscriptos así que ni hablar de los clandestinos: no sabés cómo corren. .
un cabezazo y un billete de lotería no te van a probar lo contrario, sabías? percibo que últimamente tu discurso está usando bastante la segunda persona, no te parece? a vos te encanta hablarme cuando me estoy yendo pero la diferencia entre nosotros es que yo sé quién de los dos soy.
tantos días en paz pero un puterío que te rompe la cabeza en medio de una fiesta "branca" y de bajón. sangre en las uñas, noche de noticia, vos sólo querés saber.
perdón por no poder guardar rencor, ya no quiero más tus manos de mecánico metidas en el pollo con papas. demasiado tarde para tanto pudor. punto. 

yo estoy bien, me quiero agradecer.



no se cómo atraparte, mis imágenes te buscan casi permanentemente; me imagino y a vos, con la mirada buscando. no sé cómo hacer para encantarte. para que me dejes de una vez.
quiero contarte-encantarte. poder tocarte-abrazarte. abarcarte. ingenua-inconsistente, te me arrimás no sé qué decir te extraño tal vez, cuando incendiabas con la mirada, deseabas tan fuerte que se te salía por los ojos, las llamas y vos, arrasándolo todo.

atrapada, en mis sueños te paseás como pancho por su casa en todas las tramas, vos y yo en un boliche, en mi casa/cama, en la clase de tela, en la calle, en mi y con pijamas. pido clemencia. todo esto se torno muy violento. me- ma-tás.
a veces creo que hasta me atravesás, me paralizo, me pongo nerviosa pero sólo por lo cerca. te respiro, me tranquilizo, me aguardo, te veo. me encantás. no puedo más no puedo parar. gira y gira y ya no soy dueña de lo que me gustaría pensar. quizás te pueda tentar.

lunes, enero 16, 2012

(l)


también
te dije que
siempre

detrás
de cualquier
máscara

quería verte

a vos
y a todo el carnaval

tenía tanto
miedo qué
no me miraras nunca más



lunes, enero 15, 2012


chapter eight

parte dos


sangre y mal humor


otro día para enloquecer.
últimamente morbo esquizofrenia me cabe, claramente. sería la excusa perfecta para justificar mis ineficiencias olvidos y demás descontrol horario tanto para despertarse como para llegar, bendito momento en que se acaba la malasangre. malasangre que me entra con la letra, que no sale porque no me puedo ni acercar a vos. porque me pierdo de a poco en las ganas. no, ya sé, a mi no me importa nada. a diferencia del resto del mundo que no puedo ni entender cómo se la pasan así, esperando, diciendo que no. tranquilos de ese lado de la cerca cuidando mesura y desproporción. por eso después no pueden ni dormir, ni comer, ni coger; quizás esten tan preocupados por cómo hacer que no le entran los intentos entonces querida, no hay aciertos.
porque tendré que ir por ahí arreglando prisas u otros turnos con el dentista pero claro, como las miserias, prefiero eso aún como justificación a pasarme el resto del tiempo imaginando qué cosas "horribles" hubieran pasado de haber dicho que si. bullshits. nada más lindo que hacerse cargo de las consecuencias.
entonces claro, me revienta los que se permiten eso. como el paciente del rolon ese, que anduvo durante años garchándose cualquier trola que se cruzara por ahí pero sólo para no asumir que le gustaban los tipos. aaah noooo, a mi en esa no me agarrás. a mi me gusta hacer lo que, valga la no-redundancia, se me canta el culo.


jueves, enero 12, 2012

piolagatito


a ver si cuando googléas mi blog te encontrás con esto, la re puta madre que te parió.

domingo, enero 08, 2012

coleman o lavalle


si por alguna razón ahora-ya se me ofrecieran algunas de las cosas que más ansío con la única condición que sean sustantivos comunes (como para no andar pidiendo cursilerías del talle de "la paz"), acto seguido estaría en posesìón de:


- una choza en hawai

- cutículas "de verdad"
- strapless de todos los colores, y de kitty
- dos uñas en los dedos meñique del pie, respectivamente.
- un container de fernet branca
- otro de coca
- otro más de minishorts
- un novio guapo para mi gata
- una moto y una promotora rubia alta en botas que me enseñe a manejarla
- un despertador que funcione o más bien que me despierte
- un crubrecama fucsia de toalla
- mucha cúrcuma/semillas de lino
- y vos (sustantivo -aunque- propio, tu nombre).

martes, enero 03, 2012

qué




no, desde abril. le dije y claro, no lo podía creer. después me creo que no sé por qué hago las cosas, escuchame una cosita, vos lo viste a este muchacho sin remera? fijate un poco nomás. también es cierto que de a ratos se convierte en el pibe de los mandados y eso está bueno ponele. intimidades no, claro, pero la mueve. el pibe éste, la mueve. mucho más que muchos giles con tatuajes hasta en la sien o jipis con el cartel de amorlibre pegado en la frente. a veces hay que ir a buscar normalidad. no me sale.
en el medio me invento tríadas que no paran de sangrar, me sangro cuando me levanto y soñé y soñé, banda de boludeces. después bueno, la otra que códigos cero y la tercera que sí, es un amor. cuarta sabemos todos que no, ni la hora.
y yo quiero parar. no lavar las culpas, sólo parar. tampoco escucho mad caddies y ahora ya no tengo balcón terraza. tampoco es cierto que no te quería, siempre te quise pero vos eras tan huevón que ni te rescatabas, y bueno, un año entero para hacerte entender que obvio nene, vení, sacate la remera y sambullite acá al lado mio, perdoná los resortes de mi cama, ya la voy a cambiar. y a vos, también. ya sabemos cómo va a terminar, pero antes de vestiteyandate prefiero que te quedes conmigo, un rato aunque sea.