domingo, mayo 27, 2012

hay cosas que sólo se pueden comprar



no pago con fidelidad lo que no pude alcanzar.
pago con mastercard. 

chapter thirteen

la última vez que tuve razón, igual salí perdiendo.

adjetivos sopa fría. vos ya no estás, no te quiero ver más. a ninguno de ustedes quiero verlos nunca más. mi mamá no me deja. no puedo volver después de las siete,
 ya estoy grande para mentir. siempre hablando de lo mismo y no te creo ni un párrafo completo. lloro en medio de congreso lloviendo, paso por una vinoteca y me compro un mini champagne, en la vereda de enfrente la plaza la lluvia y yo que lloraba que brindaba por mi champagne personal congreso el tránsito y yo lloraba por vos, en medio de la lluvia mirando los autos y a esta ciudad atestada apestando escupiéndonos en la cara todas sus miserias. quisiera decirte gritarte que se te reviente en la cara. mi mamá en camisón junto a las repetidas. consejos inaguantables inarbarcables inexplicitos. insoportables irrealizables. felicidad y ego de la mano besándose en el centro de una ciudad suciamente y explotada.
en toda agramaticalidad hay ganas de entender. el problema siempre es lo que no se dice y yo estoy atragantada y pienso en las cosas que chomsky y saussure olvidaron. pérdidas de tiempo estúpídas si las tengo. ya no quiero decirte porque la desilusión es más grande que mi deseo, porque leer freud después de un mal trago es la peor idea que se puede tener, porque soy una borracha buscando solución, recategorizo palabras para molestar a la semántica, como una ebria caminando a la madrugada con la plata justa para la última. vodka y pastillas sin limón. mi llanto abominable por vos.

no tengo tantas ganas



carta prohibida a mi amiga invisible

este mundo no me gusta y no se qué mierda hacer. a diferencia de mi yo adolescente ahora sí tengo una historia montada a mis espaldas con la que convivir además de seguir preocupándome por los mismos asuntos; aún cuando al escribirlo ahora esté traicionando mis propias iniciativas. a mi me encantaría aparecer en algún libro, es más, hasta fantaseo con que encuentren este cuaderno (el de papel) y valoren con el mismo peso la caligrafía, de mi mano -desgraciadamente, derecha (perdí mis habilidades ambidiestras -detesto lo unilateral del nombre- cuando me enamoré de mi compañerito de banco).
o qué se yo, salir en alguna revista sino tipo "la minita que dijo 'tal cosa' y revolucionó 'algo' " tampoco sé por qué el término. evidentemente no me sale escribir bien y seriamente sobre mi misma.
abuso de los paréntesis puesto que mi vida tiene alto subtexto, hace falta aclarar quizás para encontrar donde es que se está la normalidad del caso.
o sea, mi ex me dejó inclusive cuando todavía era mi ex; y mientras lo amaba. qué más le pido a la vida. qué puedo hacer yo. absolutamente nada. aunque al decirlo estoy dejando de lado ambas convicciones. pregono que hoy tengo un antojo de sinceridad y me importa un carajo lo que no convenga decir porque ya estoy harta. ni se si aprendí o (sospecho may be que) me autoconvencí de que el problema son las cosas que no se dicen. me parecía muy fácil y económico encontrar alguna especie de receta, poseer al menos una verdad o aparente. solucionar un problema con el respaldo de un sistema operativo diseñado para confiar en la aplicación de reglas con adyacencia estricta. tengo una seria indesición con respecto a las preposiciones, y a veces no distingo la utilidad de ninguna.

martes, mayo 22, 2012

big ken



mente en blanco y estudiar. mi ex siempre tuvo esa magia. de estrolarme completa contra la pared, la ducha a todo lo que dá. calentura e improvisación. la morfología flexiva en mis pesadillas. otra vez.
mucha sintaxis y poco sexo. muy poco. problemas varios, repetidos reclamos a telefónica. la musiquita aplasta neuronas: cuando te atienden, hace rato que querés cortar.

lunes, mayo 21, 2012

miércoles, mayo 16, 2012

son todas iguales


una de las grandes noticas de vivir sola, (léase, librarse de los padres) es: no tener que dar ningún tipo de explicación de la clase de visitas que se reciben. ningún tipo.

no te va a salir barato ésta vez. digo, porque yo siempre soy tan mala. no me gusta ser cómplice de la estupidez ajena, en definitiva. indeseable, no? no, que no tiene deseo; me hace acordar, me hace acordar... otra vez al rolón. odio la falta de deseo, porque al final como decía mi no-amiga melina (la bronca siempre es angustia, o algo por el estilo). no que yo "no desee hacer el jumping ese" sino que me da alto miedo, y si tengo suerte hasta lo reconozco, me hago cargo porque en el fondo no me parece tan terrible y en definitiva puedo vivir sin hacerlo, obvio. 

se aplica el mismo ejemplo a todas las veces que te ocupó el miedo y no te preocupó el resto.
y no porque cada vez que decimos que no en realidad queremos decir que sí, la diferencia es hacerse cargo antes de tratar el tema. o sea, no me parece terrible vivir sin el jumping ese, aunque muera por hacerlo, quizás haya otras cosas que compongan la vida que nos dan miedo y privarse de ellas después de freud y toda su bibliografía me parece un insulto a los árboles que se talaron para imprimir cada una de sus ediciones. después nos hacemos los ecologistas.

salucita


de tanto jugar sola de chica, adquirí la facilidad de los mundos paralelos. no me la puedo sacar.

quizás tenga él razón





carta a la efemérides insoportable de la esperanza nueva de no querer verte nunca más;

te estuve buscando y no encontré mucho más.
no te puedo olvidar no te puedo olvidar no te puedo olvidar, no te puedo. te juro que lo intento, te juro que lo hago, te juro por mi vida que no hay nada que quisiera más.
no puedo olvidarme de vos y grito y fuerzo la conciencia, razono frases ininteligibles, leo Descartes, me hago un mate y le pongo miel, me compro perfume y un lápiz de labios, escribo un libro, hago una obra, actúo y bailo, trabajo, estudio y no puedo olvidarme de vos. lloro canto grito fumo vomito tomo aspiro y no hay caso, no te vas. estás siempre acá. cuántas veces te vestiste, cuántas volviste y yo siempre estoy al borde de llorarte el resto de mi vida.

no puedo no puedo no puedo y ya no se más. no es con vos, pero si no estás no puedo parar. hace meses que descuelgo recuerdos y los guardo donde ya no hay lugar, hace meses que me repito que todo esta *tan* bien así, hace meses que lloro tus últimas palabras, no me puedo olvidar.

te estuve buscando, te vivo buscando, te veo al pasar, te quiero encontrar pero no te puedo olvidar. parece que todo está genial pero cuando quiero avanzar empiezo a derrapar, nadie se merece estar conmigo si yo no te puedo olvidar. qué más voy a dar.

si ya es todo tuyo, te llevaste el amor que no puedo darle a nadie más.
te llevaste con vos el sueño de la institución familiar, te llevaste la mejor sensación que nadie más supo provocar. te seguís llevando mis cosas, mi integridad, mi buen humor a veces también te lo llevás. devolvémelas.
ya no quiero pensarte más. ya no quiero escucharte ni soñarte ni acordarme que cuando me querías tampoco había salida.

no me importa nada cuando no estás y; cuánto inconciente hay que desenmarañar para tener una vida normal? ya no quiero más.

porque una mañana cualquiera me despierto y no puedo fingir más, y lloro todas todas todas las horas que no pasamos juntos, lloro a tu mamá el primer beso y lo demás. lloro porque este veintiseis vos te olvidaste que era una promesa de amor, que lo íbamos a hacer y no fuiste y te esperé llorando no se ni para qué y te escribí una carta que tres días después tuve que tirar en la esquina de la escuela porque estaba toda chorreada y te juro que por más que quise no pude acordarme qué fue lo que escribí. ahora me toca perder, que te cobres esos seis años que nunca te pagué.
porque te amo tanto que soy capaz hasta de darte la razón.

viernes, mayo 04, 2012

la dos


en este exceso de comunicación, no es cierto que ya ni siquiera nos contestamos?
va a llegar el día en que tampoco esperemos la respuesta. de tan apurados que andamos.

nos viene llevando la urbe. anochece. 
a buenos aires le entristece la noche.
se retuerce en los recovecos libres de estacionamiento.
retumba en medio de la noche su grito de auxilio. estamos durmiendo.

wash me down


las contracturas que tengo en la espalda también son palabras.
me atormentan los espacios en blanco. entonces lo que leo no (sólo) son palabras.

aceptemos que,
te comiste cualquiera y no puedo explicar más. y que
enviar a las 2.30 am desde uruguay "estoy embarazada" es inmoral. por no tener a bien considerar que hoy, 

es posible y literalmente gratis decir pelotudeces durante horas a dos mil kilómetros de distancia. lo más grave que puede pasar es que se corte la señal.
today, 
el precio de las palabras es por grupos según sus caracteres. las mentiras salen igual que decir la verdad. es lo mismo si escribís que nos veamos o que no podés venir. 

hoy me salió casí un peso decirte que sos una mierda.
gracias a dios lo puedo pagar.

jueves, mayo 03, 2012

why so serious ?


si esta noche venís a dejarme no me esperes.
tomátelas.