sábado, junio 30, 2012

boludo total y literal


no es más fácil decir la verdad? onda, ya lo dije

por qué la tengo que bardear, eh? me cabe la sinceridad, si ? me cabe que uno no se ande gastando en plantear cómo son las cosas, para qué, es más fácil y práctico y corto decirlo. yo solamente quiero con quien compartir algún tiempo sin tener que estar preocupándome por si dejo claro o no, que no quiero nada más. 

poca gramática


cansancio muscular. cerebral. banda de adjetivos relacionales. la cabeza quemada. y la novela siempre de fondo. comida recalentada de hace dos días, no paro. escribo sin parar. no tengo tiempo ni de cocinar. vivo sola y ni de limpiar. tres semanas sin que nadie barra. resumenes, y fotocopias y pelusas gordas en el pasillo. dulces puchos coca cola. meta resumir. sin parar. los simpsons y hasta probé con la radio de fondo pero pergolini me excita y así tampoco se puede estudiar. 

please, believe me.



basta de soñar, esta vez 
había verde de fondo y llovía al sol, atardecía. cuando llegaste al cuarto un rayo de sol te marcaba la cara, rozándote el perfil me eché hacia atrás y por primera vez te besé. cortito. y te dije que todos los chapters eran por vos. y muy bajito mientras el sol entraba desde arriba, te dije dormida cuán hermosa eras.
me fui y me mentí. te sueño y no quiero. no puedo sacarte de acá. no puedo no pensar que todavía quiero y me muero. yo sé por qué no me hablás. 

lunes, junio 25, 2012

no second chance

nunca tengo miedo de qué iría a contestar.


¿autoimpuesto? el límite impuesto siempre es auto. 
el deseo mantiene la vigilia, la censura lo aniquila. 
la distancia es el asunto primordial para vos, que no podés acercarte. 
la consumación no es enemiga sino mas bien para la psicología. 
la idea de la consumación es lo que nos mueve a desear, cuando nos permitimos el deseo.
¿juego absurdo?
absurda vos, que te vas a quedar con la duda toda tu vida.


miércoles, junio 13, 2012

desmadre

descubrís que te mintió, vas a explotar.
¿se es menos inmoral por no aceptarlo?

sábado, junio 09, 2012

escribime vos también

mirate lo que parecés
(yo te escucho y perfectamente puedo ser yo quien está hablando)


no sé cómo decirte, a vos y a tu ip 
que no son bienvenidos en mi blog. ni vos ni tu noviecita ni tus mentiras de mierda. 
¿que carajo venís a buscar acá? ¿tu ego, quizás? wrong place. acá lo vas a perder.

como hace casi diez años



no importa cómo: termino preocupándome por si me debería preocupar o no el hecho de si él me manda un mensaje primero o si lo hago yo. la escena igual, no importa si se tienen quince diecinueve o veintidós, es la misma misma situación. solo que ahora además me preocupa el vencimiento de la factura de telefónica y metrogas, tengo que limpiar mis propias pelusas (cuando no viene nuestra querida E. a limpiarlas, que la queremos tanto) pensar todos todos los días qué cocinar, solucionar problemas varios llamese "mesita del televisor" o "conexión de cable" o, "se me hizo un huevo en el piso y no se qué hacer".
ahora es todo distinto, soltera y sola; y tan parecido.
soy tan la misma que me desconozco con respecto a la proyección que tenía hace algunos años sobre la adultez y yo. cómo se hace para tener dos fallidos seguidos,  preguntenme a mi.
cagada de sueño y pavura. él se hace el receloso y la pifia de nombre, dont worry pasa siempre querido y yo ahora además estoy aprendiendo a no ser tan hipócrita y a cagarme en mi propio ego que tan poco me ha ayudado desde que tengo memoria. acaso, ¿para qué están los amigos? L. tirado en piso de mi comedor cagándose de la risa con su brazo todo moncho y bueno, yo me reí también, me tiré encima suyo y aunque un poco asustada, cuando me contó el meollo del mensaje me dió más gracia. P. que no la podía creer: hace algunos años me hubiera hecho tanto rollo orgulloso pensando qué contestar, quizás hubiera terminado mandándole algún palo pretencioso con ánimos de hacerlo sentir mal al estilo "si claro, te vas a ver a la bomba de tiempo después de tirar una bomba", bue. no es todo tan igual, ahora tengo sobrinos adoptivos, amigas-madres, y trato de preocuparme en no preocuparme. me gustás mucho vos querido, y me siento tan imbécil. como a los quince, dá igual: seguimos siendo así. no importa si vivimos solos con mamá si ahora nos preocupa el asunto "fin de mes" o si nos creemos adultos porque usamos zapatos caros. termina siendo siempre igual, yéndose a dormir pensando cómo hacer para a este pibe gustarle tanto o más de lo que me gusta a mi. imposible. el otro día bajo a la mañana y lo veo igualito a mis fantasías más adolescentes, divorcio mental. no quiero parar, recién ahora me vengo encontrando conmigo misma, le rehúyo a los conflictos que no provoco (porque últimamente no provoco ninguno) porque el otro día pensé que mi momento más traumático se debió a un conflicto que no solo no provoqué si no que ahi nomás, medio dormida, me desayuné. él otro pelotudo de mierda que se me tiraba encima, y yo que por orgullo nunca pude decirlo. la estúpida de mi amiga casada con su ego y el otro gil, que todavía no asumió su homosexualidad latente, nunca nadie entendió qué le pasaba. noche scream y yo drogada, la psicóloga que me quiere convencer de abandonarlas. tomátelas querida. justo ahora me voy a hacer la centrada, que tengo una casa una play una tele y la hermosa posibilidad de andar en short con 4 grados del otro lado de la ventana.
resident evil, soluciona todos tus problemas. catarsis con la pantalla cinco el monstruo el perro ese choto y yo a las puteadas porque no puedo pasarla. no quiero crecer si eso significa asumir algún tipo de forma de vida. 

domingo, junio 03, 2012

casuality


como bien dijo mi nueva amiga F.: los ex, por algo son ex.

aunque uno quiera creer lo contrario, aunque te pinte buena onda de vez en cuando o te den ganas de verlo y de abrazarlo, abstenete. termina siendo siempre una desilusión constante.
aditamentos del tipo ego-egoísmo sobrevaluados. ya estoy harta.

harta de un mundo que se jacta de la impersonalidad del amor. de adolescentes sin ni medio decoro, pensajos con puro miedo, gente sonámbula por la calle, concursos insoportables de inmoralidad entre programa y programa. propagandas fascistas. y si no sabés qué decir, no digas nada porque de seguro la vas a embarrar. como la propaganda de arnet, que aunque nos dice lo que todos sospechábamos lo legitima pregonándolo. estoy harta del mundo que vuelve a las personas pura miseria. del poco amor que tenemos, casi no va a quedar nada. cuando nos querramos acordar va a ser más cómodo coger por chat.

sábado, junio 02, 2012

sanpedrimo



anoche fiestafernet, ir y venir de a veinte cuadras, desorganización. jugar a la puta con desconocidos, el de las cartas. scabiar cabiar importado la heladera podrida. ya estoy grande para decirle a mi papá dónde dormí. mentí.
la casa oscura cuando llegué la segunda vez, las luces apenas arribando de otros ambientes, si no me contestaba no se qué iba a hacer. no habló y fumamos, nos avalanzábamos de a uno. gritar tomar y fumar dormir. acabar acabar acabar. en otro orden. a la mañana una ducha de reconciliación con el mundo, con que hay que ir a trabajar. resaca y poco de sueño. nos fregábamos la cara uno a otro, abajo de la ducha. todavía adolesco, todavía soy tan chica que no sé cómo pagar el gas. y él todo lampiño y cordodés, tiraba algún acentito desporteñizado de vez en cuando, ahí sí hablaba. un alfajor antes de irnos, me lo invitaba desde abajo. yo miraba la ventaba y me cambiaba, me vestía medio apurada. antes de salir de la ducha me informó locativo de la toalla, que se ponía el uniforme abajo. guardé las monedas del suelo caídas en la noche y los aritos. el pelo mojado enredado. bajé y lo vi, la ropa marcada de marca, me acordé que me habló de su jefe que no se lo aguantaba, lo vi y enseguida me vi a mi, paseando con el changuito por el supermercado y el ahí parado. como todas esas veces que de puber mientras mamá compraba te aburrías-entretenías mirando a los muchachos. te calentabas de una góndola a la otra con todos, absolutamente todos los empleados. y él esa mañana con esa ropa de contratado, era tan lindo en pelotas, pero te juro, así vestido de fantasía, en medio del sueño de mañana agotada, de la incomodidad que guarda el día siguiente a ... 

enseguida volví a visualizar las góndolas y el supermercado cerrado, como en la película, y él y yo garchando a lo loco por todos lados.