domingo, abril 21, 2013

y ni siquiera se da vuelta a mirar

tengo muchas ganas 
de enamorarme 
y de mi profesor.


el humor por el suelo. me abstraigo en bibliografías pero ahí también está. me eriza la piel percibir su movimiento en la oscuridad; ni ese contacto puedo evitar. casi está el amor contenido en ese gesto. me pinto las uñas de blanco cuando no está; angustias, sin descanso. me siento estúpida, con todas las cosas que hay que hacer andar hecha un estropajo por una tontería semejante; cuando pienso en la tasa de desempleo una enfermedad letal que se te queme el asado de cumpleaños con una docena de invitados peleas familiares en navidad las guerras que te echen del trabajo o en que se muera tu papá; me siento tan ridícula, te juro. todo me sale mal y me hace llorar. apenas puedo sostener lo que sería un suicidio dejar caer. o mantenerme en pie. leo sin parar, entiendo todo pero porque por suerte no es obligatorio que me tenga que involucrar lo cual si estudiara ingenería estaría genial aunque, lamentablemente no es el caso. leer dickinson obligada cuando no necesito sensibilizarme más le resulta bastante tedioso a mi estado emocional. en todos lados está. pero porque lo pienso. porque dejo que se aparezca su imagen en mi imaginario mental cotidiano. porque me dejo. y demasiada vibración. y el placer que me provocan las palabras cosquillea la yema que con más placer se apoya una sobre una sobre las teclas. pero el asunto es que ni aún así puedo sacarlo de acá. de adentro de mi casa, de mi cama, de mi cabeza, de mis palmas, de mis labios, de mi espalda contra su pecho y las piernas entrelazadas; a cada paso está. me siento a su mesa con su ausencia. no lo recuerdo cada vez que entro al comedor por esa razón. simplemente lo recuerdo. veo las últimas medias que se olvidó el día que lo dejé y no por eso lo imagino más. él ya está acá.
no se va. hace rato que no se va y yo que lo sigo echando con unas ganas locas de se quiera quedar. que no me deje sola más. quisiera dejar de esperar. retirarme de esta situación, mutis por el foro, no importa cómo. irme. que no me pase más. no esperar sin querer esperar. no desear esperando. ni tampoco lo contrario.
que me mande un sms diciéndome cualquier cosa, ni diciéndome que me quiere, o que nos juntemos, o que a él también le duele como a mi, o menos que a mi, que le duele, que quisiera, y todas las conjugaciones posibles, y también las similares. que se aparezca en la parada del colectivo un día cualquiera, que me vaya a buscar, que me grite desde abajo porque yo ya estaba arriba, que corra hasta la próxima parada y que me bese al verme bajar. que me llame y me diga que quiere hablar, que venga a mi casa y me diga que a pesar de las circuntancias me extraña y quiere estar acá. que me invite al casamiento de su hermana y yo pueda vestir mi strapless de terciopelo negro y una faldita de encaje negro y campana minifalda arriba mis tacos altos rush y uñas y aritos rojos tapado negro dos centimetros mas largo que el .vestido; que me vea y se muera. que no crea que estoy loca que sepa que él está tanto o más loco que yo en tal caso, que toquemos juntos y yo cante bien, que sea el invitado preferido de la casa que me ofrezca todo lo suyo en la cama que me diga todas esas cosas que no sueña ni por asomo con hacer que disfrute imaginándolas conforme a su lugar en la sociedad que yo quiera hacer el papel que le guste que acabemos juntos una, y mil más.
que pase con el auto por la parada del colectivo, me diga subite sin el sonar del modo imperativo. y ya arriba maneje sin hablar hasta mi casa. y yo también sin decir nada. estacione enfrente y se acerque a mi besándome al final, me diga: -si me dejás, quisiera quedarme acá.
fantasías femeninas adolescentes. yo rechazando todo esto a cada paso sin espacio para más. exagerando sin querer exagerar y por eso sentir verguenza hasta de mi. agotada de esto. desde antes de aceptar que existía que me lo quiero sacar. imposible llanto en el piso en la noche en el living con la cara sobre el sillón al volver de trabajar y todo porque no hay más. vagar en torno a las cosas que tengo que hacer, hacerlas no a desgano: con lo que me viene quedando después de cada llanto. resta a lo largo del día. con la tristeza de tener y querer aceptar que la realidad no es como me gustaría y que no le pasa ni la mitad de lo que a mi y desde que nos conocimos que fue así y yo recién ahora tomando real conciencia. obligándome a creerlo. que mis fantasías no corren carrera ni se comparan ni se comprenden ni se consienten ni compadecen. no va a pasar. me lo repito a cada rato. lloro esperando que sane. que limpie y desahogue. voy por la calle peleando conmigo sobre lo que es y no es real. deshaciéndome de a poco de lo que quisiera pensar pero con el mecanismo de autoboicot encendido y receloso apuntando contra mi sin piedad. yo toda chiquita en mi casa con dolor de cabeza la cara hinchada sin espacio para más y él apuntándome con toda maldad  de mano de la culpa que a los golpes me induce a hacerme cargo de todo. de dónde saco lo que haga falta para enfrentarlo. de dónde mamá. dónde hay clases para no esperar o que te enseñen a madurar, qué hay que creer o abandonar, dónde se aprende cómo alejarse de una realidad descomunal. donde están las listas de los casados felices y los fracasados y las de los felices divorciados y en cuál me quiero anotar. te odio y te amo, porque cuando te odio te quiero más.

sábado, abril 20, 2013

fingí que no te vi


tengo la angustia. el mal del mar. la tristeza de abandonar el horizonte cuando volvés a la ciudad. la desesperación de no saber nunca qué más podría verse del otro lado, de perder ese posible otro mundo, abandonando la frontera de lo que no se sabe qué será. si te amo o no por suerte ya no nos vamos a enterar. por eso te regalé mi verdad el último día; con los pies mojados y la mirada perdida. después lloré como una nena chiquita y cuando las olas arrastraron el mensaje al mar se llevaron con ellas mi última mentira.

queridísimo:

'te amo pero vestite y andate' lo más sentido y sincero posible

ni lo que yo ni lo que vos sentís, es correspondido evidentemente, por ninguno de los dos. entonces pienso, si hubiera podido explicar bien lo que siento no estaría ahora agonizando frente a la pc, es claro. no estaría triste por tu actitud de mierda y no estaría segura de que, claramente, no entendiste nada de lo que te dije; y no solo eso, si no que además, seguís en esa de interpretar la realidad solo desde tu perspectiva: ni aunque llore todo un  fin de semana por vos, ni aunque deje que me veas llorarte, ni aunque te diga que vivo angustiada por tu manera de ser (conmigo, claro; como si yo tuviera más pruebas que tu palabra, de que con 'otras' no eras igual) ni aunque te grite mil veces que "no quiero estar más con vos" ni que te lo escupa en la cara, ¿no? no importa: es mentira. lo único que realmente me gustaría es que me quieras, claro, como yo quiero. y  como eso no ha de ser posible, parece que prefiero precindir.
me da angustia tu desilusión, me da llanto y tristeza todas y cada una de las formas con las que hacés que todo se quede del otro lado. me da mucha pena. no quiero ofenderte pero, es superfluo mentiroso e inventado, y por supuesto harto controlado por tu cabecita. la sensibilidad no sé dónde la dejás, o quizás sos tan egoísta que también te la quedás.
dónde vas a irte una vez que ya no te vea más. dónde va a ir a parar todo lo que por vos siento, dónde los regalos que no te compré pero tuve tantas ganas de hacerte, dónde los abrazos ausentes, los besos que me dabas de puro consentido, que no te pedía y a veces esos babosos que ni quería.
te quiero lo sabés (o, cuánto diera porque lo supieses). a veces se siente así, como romeo en el balcón y julieta mojada y en camisón. ...que si no me amás, que me encuentren. que acaben con mi vida los que me odian antes que sin tu amor tarde la muerte. que si no me querés y vas estar todo el tiempo al otro lado de la calle disfrutando de solo mirar, de controlar las situaciones y por qué no (aunque te salga horrible conmigo) a las personas, que entiendas que de eso no quiero participar.
lo único que te pido, es que aceptes que vos también tomaste tu decisión. y que me dejes en paz.


tuya,
A.

jueves, abril 18, 2013



te amo pero vestite y andate se hizo realidad. ironías de la vida.

lunes, abril 15, 2013

diario de papel |tres



me desayuno el desparpajo de todo lo que no quise ver, de la vista gorda y los zapatos altos.

miércoles, abril 10, 2013

dash


mi amor en una caja, pudriéndose. las palabras se me antojan sueños irrealizables, nada más que amarrar. la amo tanto como alguna vez hubiera querido amar, la amo como lo imposible. la miro y la escribo como si hubiera algo más por mirar, por sentir. me largo a llorar, no hay caso.

será que no te pasa nada

(voy a desmantelar la casa)

esto que me pasa, que me pasa todo el tiempo de un tiempo a esta parte.
me pasa y me pasa cada vez, y me pasa cuando sola y cuando lejos. me pasa porque si, porque será que alguna vez te miré de más, puede pasar. me pasa y no lo puedo evitar, esto que me pasa;  me pasa a diario, me pasa desde que me levanto y me pasa más cuando te veo aparecer por el pasillo como si no pasara nada.
y me pasa como un fuego, me pasa como un peso en el pecho, me pasa que me muero si pasa lo que me gustaría que pase por esto que me pasa pero que si a vos no, no quiero que me pase. pero lamentablemente me pasa esto, que no quiero que me pase porque en realidad quiero que pase lo que hasta ahora no pasó. justamente porque me pasa lo que no quiero que me pase, es que quiero que pase.
y que a vos también te pase, porque si a vos también te pasa quizás, hasta me dan un poquito de ganas de que me pase lo que me pasa y que no quiero que me pase.
pero ahora no quiero que me pase porque aparentemente a vos no te pasa y no se por qué me pasa, y esta vez voy a dejar que pase, así me deja de pasar esto que me pasa que no quiero que me pase aunque solo si a vos también te pasa. qué te pasa. ¿no será que no te pasa nada?

irina


acá sentada en la vereda sigo llorando todos mis errores, anónimos y circunspectos se me pasean en los sueños. las dudas arremeten abusando la calma, ayer me pensé como una mala persona, hoy adolezco las respuestas que jamás encontré y la fantasía de creer que existe un mundo adulto me encontró llorando la desilusión con mi hermana de la infancia, preguntándonos por qué, por qué será que en todos estos años no hemos crecido nada.

pura espuma

ya no entiendo cómo son las cosas entre vos y yo. fueron siempre puntos de vista tan dispares que acaso nunca nos pusimos de acuerdo más que en la cama. te pido perdón: pero encontré alguien que, sin haberse acostado con dios y maría santísima, me coge mucho mejor que vos.
ojalá que no me hayas reemplazado tan fácilmente como yo.

sincericidio



por ahora no quiero que nadie interrumpa el idilio entre la soledad y yo. mis efectos personales. es cierto que todos nos encerramos incluso hasta para protegernos del entorno, pero me alegro de vivir encerrada en la eterna y simple incertidumbre, de la confianza-desconfianza simultánea, confiar y desconfiar de todo y todo, al mismo tiempo; creer y dudar.
convivir en los opuestos pero sin olvidarse de dónde venimos, cuál es la calle que nos dió un par de patadas o cuál aquella que nos hizo temerle hasta a nuestros propios pasos.
no se si es que creí que podría ser peor o en realidad, se me está haciendo muy díficil. no sé si zafé o soy toda pura represión. si vengo zafando o en cualquier momento se me cae todo abajo.

miss a


sabés qué

estás tan asustado (y yo te entiendo tan poco) que sos incapaz de recibir absolutamente nada de mi.

mr a.




a veces me enamoro de las manos de los hombres. no puedo bajo ninguna circunstancia enamorarme de un hombre con manos feas o peor con manos chiquitas (hubo algunas excepciones). imposible el terrible asco que me da que tengan las uñas largas, eso ni por cerca masculino, para nada. menos con tierra abajo, ni hablar.
en general me enamoro de hombres que se comen las uñas, son los preferidos. sobretodo y además, zurdos. siento una atracción especial por aquellas personas que escriben con la mano izquierda., no se por qué la verdad.
dedos flacos largos blancos y uñas cuasi transparentes.  con o sin anillos. importante: dependiendo de qué anillos -calaveras y anillos gigantes no dan, claramente. de casamiento menos.
pero lo importante es que muchas veces me enamoro sólo de las manos masculinas. en qué manera mueven sus dedos, la fisonomía de la extremidad me vuelve loca. las articulaciones me excitan, todas y cada una de las falanges. más las falanges del final del dedo meñique, me provocan hasta ternura y devoción.
cuando me enamoro de sus manos es porque son hermosas, ando buscando manos hermosas por la ciudad pareciera.
pero el punto es que al llevarse las manos a la boca cuando está cerca mio, cuando se pone nervioso se come las uñas y yo tengo que verlo, y la cuestión es que ahi nomás se me contraen el 82% de los músculos y no puedo evitar nada. focalizo: son solamente él y sus manos en el medio su boca pero no pasa nada, no es excitante vos estás loca, ezquizofrénica ya. calmate, ¿me escuchás? bajá un cambio, me tenés harta. a quién se le ocurre andar excitándose cuando un tipo se come las uñas, cuando apoya el dedo en el labio y casi se le ve la lengua, estás mal querida. muy mal nena, hacé el favor y cortala estúpida. cor ta la. (le digo a mi yo interior)
pero después el sonido de la uña cortándose y volando por el aire es lo MENOS, así pues, para variar, me trato mal al pedo.

la siesta


un muerto en el ropero. en el ropero. todos tenemos uno. se ofrecen por ahí. dios los regala. o los vende al por mayor. el que se salva del no-entierro es como la no-persona de la que hablaba orwell: lo terminaron antes de tiempo, antes de que empiecen a derrotar al invencible. imposible.
mirame, no me querés ver pero todavía puedo hablar. desde el ropero. también escribo poemas. por si las dudas. por si acaso un día abrís la puerta y me ves, te lo recito.

la siesta



un muerto en el ropero. en el ropero. todos tenemos uno. se ofrecen por ahi. dios los regala. o los vende al por mayor. el que se salva del no-entierro es como la no-persona de la que hablaba orwell: lo terminaron antes de tiempo, antes de que empiecen a derrotar al invencible. imposible. mirame, no me ves toda borroneada?

martes, abril 09, 2013

diario de papel |cuatro



desde que estoy sola, siempre el mismo plan. noche de agua, visita regalada. vodka con limon (o cualquier aperitivo) porro y sinceridad. porno play. cena. porro porno paja. a dormir. mañana es otro día.

*


quiero saber
con qué derecho
mienten


de sodio




sustraer nitrato. volcarlo. sobre la ropa limpia. dolor de falanges. sin musa. desprovista de soledad. extrañando lo que no me animo a tener. demasiado cobarde pero obligándome a decir la verdad. miedos eternos. vos en panty medias. vos sin mi, muy dentro. hoy soñé que en un momento del sueño me decías es mucho lo que te amo, mientras yo intentaba decirte cuánto te deseaba. cuánto es poco. necesitaría muchas más tildes para acentuar lo tanto.
tanto que la ejecución parecería traicionarse a si misma. quiero decirte, desde hace años. en el teclado, las letras duras. mis dedos ajados. fantasías teatralizadas. mi vida vacía. llena de esto.
zappa alivia las penas. no todos los discos, igual. green genes. little umbrellas. pluralizar lo incontable. al pedo. la aclaración de lo injustificable. mucho pronombre relativo. gramática en la sopa. enloquecer por vos. eso te decía yo también en el sueño, que si no te lo decía me iba a volver loca. por ahora excepto en el sueño no te lo dije y no se si vaya a tener la valentía de hacerlo. es más, creo que no. que si no te agarro hoy y te digo que nos juntemos, en el supuesto caso de que aceptes, no lo voy a hacer nunca. me da frío la tristeza. me acurruco en la cama aunque sean las doce del mediodía. sigo durmiendo. si total...

no me leas, no lo merezco



cuando pienso en lo que siento por el se me comprime el pecho. a la altura del esternón, una masa fría punzante, presente. como ácido atrás de las muelas; pausado. labios apretados. tensión involuntaria en medio del pecho. miedo, pero disfrazado de algo lindo, como los nervios. tensión disfrazada de contento. y exposición. y miedo. y cosas varias. ahora se baja hasta la panza. pero va de ahí, desde la clavícula hasta dos o tres dedos por encima del ombligo.
cuando pienso en él se me entibian las palmas. se me agudiza el oído. se me enternece el cuerpo, se relaja. lo  tenso es lo de adentro. quisiera un recreo, tengo miedo de lo que siento. no lo esperaba. por eso.

bullicio



estoy insoportablemente enamorada de vos, y no me animo a decírtelo. se me hace agua la boca pero es todo prohibido. repaso las mil formas de acercarme a veces, te lo quiero gritar. imposible. prohibido. hoy soñé que te tenía. y me desperté ida. se ve que necesito decírtelo. me pongo a llorar cada vez que me acuerdo cuánto me gustás. a veces pienso que si yo no hago algo aunque pudiera pasar, no pasaría nunca.