lunes, julio 29, 2013

the-end


con todos tus lindos dientes te vas a burlar

sábado, julio 20, 2013

expló


dijo:
vos sos tan hermosa, y yo acá aguantándome.

la puta y la suerte



quizás lo presentí. o esté completamente loca. hacía mucho que no escribía a su lado y pensé: después de tanto tiempo, dos meses y algo, qué le va a encontrar relación (porque de hecho no la había). razonamiento que hubiera tenido sentido de no ser gracias al facebook. escribí sentada al lado de él, de cualquier otra cosa encima. aunque confieso que tuve la pulsión de escribir sobre él y mi amor ya concluído. de hecho releí todo el cuaderno que, por casualidad, la mayoría tiene que ver con él, puesto que me lo regalaron todo en blanco, casi al mismo tiempo que lo conocí. digo, que quizás lo presentí porque me levanté a las seis de la mañana (detalle que antes de irme a la una de la mañana, le comenté al responderle la pregunta de por qué me veía como enferma) y estuve todo el día afuera y no abrí el puto facebook (pero claro que ese otro detalle me lo guardé por ingenua, por no saber qué crueles posibles conjeturas ajenas sobre mi persona me esperarían al llegar a mi casa). cuando llegué a mi casa apenas lo abrí lo vi, relacioné la información que ya tenía rápidamente, antes de ver que decía en palabras claras y concisas que este muchacho aparentemente había contraído una relación con tal.
estoy débil hambrienta con sueño. tomo coca y fumo. apesto. espero por la cena que tal vez no llegará. que él piense lo que quiera -pienso yo. que piense lo que quiera de por qué yo estaba escribiendo. de por qué le hice ese comentario estúpido de te acordás que yo te escribí una carta una vez? bueno, mirá -riéndome- acá está el original, y acto seguido pasé una a una las psicóticas cinco hojas de que constaba. todas resaltadas con colorcitos muy lindos. recuerdo: cuando yo lo dejé lo quería, de hecho por eso lo dejé. porque estaba desquiciándome. visto a la distancia es mucho más lo que yo lloré estando con él (mientras aceptaba que no me quería, sin saberlo del todo pero sospechándolo desde el primer momento) que la corta semana que duró mi angustia pos corte. aunque la cantidad y calidad con que lloré las dos últimas semanas no se compara ni a décadas enteras de llanto y mucho menos a los dos meses y medio que pasaron desde aquello. pero pasaditos los diez días de haberlo dejado fui feliz. se me pasó la locura que quién sabe por qué me había agarrado, me olvidé. sí. aunque suene a super represión. ya no me importó más nada de él cuando entendí por qué era que me gustaba tanto y por qué me había parecido tan genial cuando lo conocí. pero al ver que lo no-genial que en el habitaba era lo suficientemente oscuro como para que ni pague lo bueno que en apariencia ostentaba, fue que me alejé forever and ever.
justo hoy cuando iba en el bondi camino a mi casa pensé que hacía mucho que no escribía en el blog (básicamente desde que dejé de llorar por él -sin contar la parte en que quité mi blog de línea porque estaba tan psicótica que me empezó a dar miedo la información que podría ser conjeturada de él y obvio, odié a los terceros) y pensé también que si no estaba escribiendo en el blog, en algún momento tendría que hacerlo. y justo ahora, pos enterarme de este asunto no va que lo hago. ¿será que en serio era todo reprimido y en realidad sigo tan psicóticamente engarzada a esta persona cuasi desconocida para mi?
¿o quizás ahora tenga que aceptar que aunque ya no sienta nada por él, ni crea en sus virtudes lo suficiente como para no dejarlo dejar de ser un desconocido, tenga que ver que aunque no me pase nada interno con su persona en realidad es que lo que aún sí lamento es que no me haya querido? quizás si me hubiera gustado que me quisiera. o que yo le importe un ápice, como él a mi. mejor dicho: ser persona depositaria de expectativas personales de su parte. más bien creo que se trata de eso. pero no sé si quiera compartirlo. podría dañar mi ego divulgarlo.
quizás sea la tan poca fe que yo tengo en la monogamia que haga que en sí no me haya afectado demasiado. no es que me afectó, pero después de sentir un shokeante punzamiento en el pecho enseguidita pensé en mi comportamiento el día de hoy mientras estuve en su compañia y siendo que al entrar al facebook ya hacía 23 horas que lo había compartido con el mundo, podría entonces haber sido producto de la noticia. claro, yo podría haberlo visto antes, aunque no. no lo ví. de haberlo visto no hubiera comportádome de esa manera, se cae de maduro; pero por pura prejuiciosa nomás.

diario de papel |seis




no se qué estoy haciendo. yo no tendría para nada que estar haciendo esto. qué cruz qué hago yo haciendo cosas así. estoy cansada de hacerlas siempre. quizás sea cierto que no sé qué otra cosa hacer. pero yo no sabía por ejemplo, que los chimpancés, si no me equivoco, son en un ochenta por ciento iguales a nosotros. viste?
volviendo al tema. me tengo que retar. no sé qué mierda tengo que estar haciendo siempre lo mismo. como si tuviera quince de nuevo. como si aún así hubiera envejecido. se me sobresalta el pecho como si tal cosa. agobiada de encanto y cansancio. de peluquita corta con rulitos lindos. yo hecha otra. me gusta verme distinta de vez en cuando, pero cuando ya es mucho sí, me reto. me grito. me cago a pedos. me mando a la mierda.
porque en el fondo le tengo miedo a la suerte.

diario de papel |uno


no te puedo escribir aún, ya va pasar. a empezar. pero no se si esta vez quiero, si esta vez no estoy mirando de costado, la pregunta de si es posible, andá a saber, se me da por la experimentación. pero esta vez me parece que la estoy pifiando.

fantasy f. fitzgerald



miedo, ben stiller, miedo en todas partes. películas baratas, rutina, miedo. rulos mal lavados, baby, en tanga, tatuajes, gente, avenidas, miedo. miedo a la alienación. soledad. rock and roll. miedo. historia, cultura, libros, vino, tabaco, personalidad. mundo sordo. miedo. la sensación que siempre puede pasar algo más grave, es miedo. la necesidad de controlarlo todo. mantenerse seguros, a salvo y resguardo de cualquier repentino cambio. perpetuar. acompañarse. putearse. autonomía versus soledad. miedo. muletas. apoyos falaces. fraudulentos. seguridad comprada. tantos egos estafados. tecnología junto a la promesa de encerrarse felizmente. divertidamente. coolmente. naturaleza envasada. mentiras de marquecinas. pornográficamente exhibidas. el negocio de calentar pijas. y adolescentes. cruelmente explotado. la publicidad, yo creo, nos llevó al último de los infiernos. moralmente barato. precario. representación vacía de lo que hace años hubo en su lugar. figurativa.
miedo al entorno del qué vendrá. miedo a no llegar a alguna parte, a fin de mes, por ejemplo. miedo a cobrar o pagar. a producir dinero. miedo al derrocharlo y al mezquinarlo. miedo a uno. y al resto. a que se inmiscuyan demasiado en nuestro mundo particular. a no publicarlo publicamente lo suficiente como para convencer a los demás. miedo a no tener razón.
enumeración hipócrita de una sensación que no-entiendo-cómo atraviesa mis días desde ni-me-acuerdo-cuándo.

jueves, julio 04, 2013

cam boy



historias imposibles: la triste ilusión de por lo menos intentar plasmarlas y no vivir subyugada por un deseo platónico inabarcable inaceptable que no tiene razón de existir más que en la frase que le agradecemos tan profundamente al indio, que dice así: le prohibieron la manzana solo entonces la mordió la manzana no importaba nada más la prohibición. con la cruel diferencia que al final yo termino no mordiendo nada, obvio. un día me encuentro otro imposible y con el tiempo olvido el primero. mucho que varios imposibles al mismo tiempo no pueden convivir. masoquismo total entonces. no, pará la moto, tampoco para tanto. ¿no? ¿o sí? ¿o no tengo límite alguno?
me entusiasmo, esa camisa a rayas. los pantalones ajustados. los dientes derechitos derechitos. la claridad que pareciera irradiar. la bondad de alguien a quien no conocés del todo sorprende en aquellos tramos en que uno ya ha puesto ilusiones amorosas de por miedo. odio la imagen de solterona frustrada que busca un marido debajo de todas las camisas que desabrocha. caras, además. no es posible entender que a lo mejor alguien no se quiera casar. ¿que prefiera vivir cambiando? fumo sin parar. me gusta inexplicablemente. me gusta. y no puedo hacer nada con eso. otra vez. busco situaciones de inactividad justificada. peor. la emoción de si pasara sería tan inexplicable e insportablemente emocionante que justifica todos y cada uno de los sueños-fantaseos. eruditas solteronas. será ese mi destino.
por qué me pasa. por qué me pasa que me caliento del otro lado de la pantalla creyendo que es posible en alguna realidad remota que me de bola. una a una pasan las fotos de la fantasía. de la alienación materialista del deseo enfrascado. pero claro, yo siempre me tengo que salir un poquito de la línea.