jueves, agosto 29, 2013

to u.

después de leer, quizás por eso, el del veintiséis de noviembre entiendo un poco mejor que parte de razón tenía cuando me imaginaba el por qué de la ausencia de cualquier tipo de contacto conmigo. por eso nunca me animé a llamarte por teléfono: no sea cosa que te perturbe lo bastante. pero a esta altura, después de todos estos años, cualquier palabra o cosa que venga de vos está altamente sobrevalorada por mi persona; de tanto que hace que falta. desde que me enteré lo que le dijiste sobre mi a A., la historia cierra, más con tu prosa, cada vez más. sólo quizás que no querés verlo. que mirás, pero no ves. y tampoco alcanza.

yz.

miércoles, agosto 28, 2013

tomátelas


introspección aguda. todo corre el riesgo de volverse fútil. frívolo. dudas varias. broncas que, bronca aparte, ni sabés qué hacen ahí, instigando al desequilibrio, al miedo, a los límites reales. tangibles. gente que se monta en una cualquiera y cuando se da cuenta, ve que se quiere bajar pero ya perdió real conciencia de lo arriba que estaba. y duda de la altura, todo el tiempo. y duda de bajar. obvio. es mentira que la referencia es el nivel del mar.
okey, yo soy una loca que me sé de memoria la banda sonora de titanic ya que a los ocho años estaba obsesionada con todo lo relacionado a la película, pero de ahi a que pasen uno de los tracks en la cortina de los ace... me siento tan sola que a veces me parece al pedo explicar. qué. ¿empezar todo de nuevo? ¿reformular completamente un discurso ajeno porque no estoy de acuerdo en nada de lo que dice... ?¿y aún así nunca lograr explicarme del todo? no. imposible. ¿se puede ser tan frívolo? ¿o está tan asustado, o no sabe cómo mandarse la parte? ¿cabría pensar que no se da cuenta de la dimensión de en la que se montó? ¿no se da cuenta que son cosas que yo no dije, que él supuso, que yo solamente mandé un sms con, como mucho, diez palabras?
porque me gustan los que tienen cara de pelotudos, diría mi papá. me da un poco de risa.
ahora, el problema es: cómo comenzás a explicar que nada que ver, que no, que flashó cualquiera, que está quedando como un gil. cómo ponerse en el lugar del que evidencia el hecho. ¿se puede ser tan frío? cómo explicar un punto de vista totalmente opuesto y desde el principio y encima cuando se supone que te están tratando mal. naaaa. ni en pedo. entonces todo se resume a un "tomátelas". existen momentos en que la frase hecha más estúpída y repetida mil veces, encaja perfecto para explicar una situación inexplicable. ¿será porque su semántica es más una sensación que un concepto? andá a saber, pero fue lo único que se me ocurrió. porque que él creyera que era un problema y encima lo expresara en esa forma tan desagradable, a mi me significaba un gran problema. su manera de hablar era un problema. y claro, yo tampoco estoy para problemas. y convengamos que con sus suposiciones empezó desacertando desde el principio. en fin. obvio es más fácil echarle la culpa al facebook porque face to face uno se puede explayar más, pero últimamente no se estila mucho que digamos. igual, yo estoy bien tranquila porque nunca dije nada ofensivo, a diferencia suya. excepto bueno, el 'tomátelas' que puso fin al asunto que sí, pudo haberse interpretado de esa forma, pero a esa altura él ya había empezado. me río sola de mi misma de todas las boludeces que estoy pensando acerca de este episodio que encima, no es mi responsabilidad en absoluto. pero sí, claro -pienso, obvio, el mundo nos afecta y tampoco vale la pena intentar tamaña empresa explicativa con una persona que por nada te trata de esa manera.

domingo, agosto 25, 2013

chapter sixteen



estoy atrapada. por vos. atrapada y sin vos; que parecieras eternamente inalcanzable. aunque yo me esmere por creer lo contrario. con todas tus emociones a flor de piel me mirás cada noche, cuando me acuesto, me hablás, me acurrucás, me tendés la cama y, la mejor de las trampas. y yo, caigo. todas las veces. me trabo con cada palabra, sueño que me buscás. quiero besarte.  ya no me alcanza con nada, ni que me mandes un sms a las cuatro de la mañana sin querer o queriendo. me acurruco cada noche y por un ratito hago que te tengo, por vos es que irme a dormir es mil veces más placentero que la vigilia obligada de una vida cotidiana que por completo me está absorbiendo. por vos es que prefiero estar dormida.
sin embargo esa noche sí que no pegué un ojo. porque vos estabas ahí. no pude dormir. no era como siempre, yo sola en medio de mi cama de dos plazas pensando en compartirla con vos algún día. esta vez estabas vos también, y eras real. de carne y hueso y durmiendo al lado mio, y aunque más no pudiera hacer, así disfrutaba. la foto y la cercanía, de vos y yo y lo que sabemos que nos pasa; el cuerpo era una excusa para estar tendidos cerca. no quise besarte dormida, y tampoco creo haberlo hecho. de hecho casi no dormí, casi estuve todo el tiempo despierta, todo el tiempo que duró esa noche. despierta. por eso me quedé atrapada en ese corto sueño que tuve, ese de dormir para siempre al lado de a quien quiero desesperadamente desde este insoportable silencio. me quedé atrapada en esa noche, en tu cama, en la cercanía de la excusa que falta. me quedé atrapada desde entonces.
me acuesto cada noche a pensarte y no, me es imposible reproducir la sensación, de vos y yo, uno al lado del uno, abro los ojos y mi cama sigue siendo tan grande que tampoco funcionaría. por vos prefiero seguir dormida. pero sobretodo porque en mis sueños, no existen los terceros. esa noche casi no dormí, no hacía falta. ya no había sueño que soñar. ya estabas al lado mio. pero por favor, vos sabés, no hace falta ni decirlo. a nadie se lo cuentes. es nuestro. o quizás, ¿quién en realidad lo sabe? solamente mío.