viernes, febrero 21, 2014

quémala



seguramente como vos, está de lo más tranquila en su casa, con sus cosas y desiciones. seguramente el miedo ya fue. ya está genial; y acovachada entre sus afectos y olvidándose del resto. en cambio yo, te juro, estoy tan cansada; tan cansada de todo, que ya no se a quien echarle la culpa. seguramente ella ya está genial, y sin embargo ahora soy yo la que tiene miedo. un miedo terrible, un miedo atroz, miedo de cada vez que la vea, miedo de no poder no pensar en esto, miedo de no querer abrir el facebook y ver una foto suya, miedo de ella. y de vos. tanto miedo, miedo de no poder, de esta vez sí, no poder: que toda esta tristeza no se me pase más. y llorar como una boba por la calle eternamente; y pensar cada vez, repensar; es tan injusto todo esto, tan injusto conmigo. otra vez, y como vos, es tan injusto.

jueves, febrero 20, 2014

feminismo barato

el vestido 
demasiado ancho 
para 
la precariedad 
de tu sonrisa

lunes, febrero 17, 2014

**

no me pidas
que no sangre

viernes, febrero 14, 2014

no puede ser feliz

-quizás podríamos haber escuchado mucha música
-mirado películas, quizás hasta podríamos haber visto una serie entera
-podríamos haber hablado de libros, de literatura buena y también de la otra
-podríamos haber ido a comer a mc donalds un día que no tuviéramos qué comer en casa
-también podríamos haber merendado galletas de arroz con mermelada si es que quizás yo fuera celíaca
-o podrías haberme ayudado a pintar mis estantes,
-o te hubiera enseñado a hacer los stencils que hacía en la adolescencia
-o podríamos haber ido a andar en bici, o te podría haber llevado en mi moto nueva a dar una vuelta
-podríamos haber escrito una lista con los cien mejores temas, los diez mejores discos, el mejor estribillo, y mearnos de la risa mientras nos fumábamos uno escuchando de fondo a julio iglesias.
-quizás podríamos haber mirado los simpsons hasta cansarnos
-tiradas en el sillón de mi casa podríamos haber tenido un lugar mejor
-podríamos haber dormido cada una de su lado, y despertádonos mil veces juntas
-o podríamos haber ido al hipódromo a gastarnos los últimos pesos en un caballo de segunda
-quizás al casino, aunque yo no sepa jugar a nada, y aunque a vos, no te guste perder.

-podríamos haber hecho todo esto o nada, podríamos habernos querido o esperado o acompañado
y en cambio, en tu lugar vacío yo desparramo mis lágrimas, y otra vez, como hace diez años, como cuando salí de ese bar de mierda totalmente en pedo y pensando que, siempre soy la que se queda llorando en casa porque son los demás los de los problemas, pero andá a saber por qué, por qué puta mierda siempre la garpo yo; las desiciones que los demás toman pero siempre, siempre a costa mia. podríamos haber sido esto u otra cosa o mucho más, y en cambio me despierto un día de los enamorados cualquiera a las tres de la tarde, porque si, porque no quiero ser parte de este mundo de mierda, porque no quiero entrar en mi vida cada mañana sin nada que hacer y con miedo, con un miedo terrible de acordarme de vos y de esto, de todas estas cosas que no van a ser. que no van a pasar nunca.

jueves, febrero 13, 2014

the last chapter


lo que antes era incertidumbre ahora es una pena enorme hinchada anclada, llena de todo lo que no va a pasar, a lo largo y a lo ancho de mi vida cotidiana.

domingo, febrero 02, 2014

carne trémula, almodóvar



me pasé todo el puto verano llorando. llorándote, cansable e insoportablemente. estoy cansada. muy cansada, tan cansada que no te imaginás, que no te podés imaginar. un mes llorando por vos y diez años por lo mismo. la cocaína seca las lágrimas, gracias pedro: sin vos, hubiera tardado mucho más en averiguarlo; pero obvio, vos sabés, tampoco alcanza.